Para que rias

lunes, 14 de febrero de 2011

LAS PERSONAS CON MAS MALA SUERTE DEL MUNDO

1- Jason y Jenny Cairns-Lawrence
Ellos estuvieron atrapados en tres ataques terroristas diferentes durante sus vacaciones.




Jason y Jenny Cairns-Lawrence, de Inglaterra, estaban en Nueva York durante los ataques terroristas del 9/11. Después de haber experimentado un evento tan trágico, no se imaginaban que alguna vez estuvieran en otro ataque terrorista en sus vidas, pero cuatro años más tarde no fue asi.

Jason y Jenny estaban en Londres durante el peor ataque terrorista que el país había visto nunca. Una serie de atentados tuvo lugar, dirigido a los sistemas de transporte subterráneo y de superficie, matando a 52 personas.

Por ahora, el Sr. y la Sra. Cairns-Lawrence podían clasificarse a sí mismos como los turistas con menos suerte en el mundo, pero más tarde sólo tres años, estarían en el lugar equivocado en el momento equivocado una vez más.
En 2008, la pareja tomó unas vacaciones a la exótica ciudad india de Mumbai. No lo podían creer cuando se enfrentaron a otro ataque terrorista. Esta vez hubo más de diez atentados con bomba y disparos coordinados, matando al menos a 173 personas e hiriendo a al menos 308.
Jason y Jenny no resultaron heridos en ninguno de los ataques, por lo que es un caso para decir que ellos son la  pareja más afortunada  que ha vivido, pero espero que nos adviertan sobre la próxima vez que vayan de viaje.

2- Roy Sullivan
Este hombre ha sido alcanzado por rayos siete veces.
Dicen que un rayo nunca cae dos veces, pero a Roy Sullivan, le han caido siete veces.
Roy era un guarda parque de EE.UU. en el Parque Nacional Shenandoah, en Virginia, y posee el récord mundial Guinness para el ser humano que mas veces ha sido golpeado por un rayo .
Las probabilidades de ser alcanzado por un rayo, una vez en su vida son aproximadamente de tres mil a uno. Ser golpeado siete veces tiene probabilidades de cerca de veintidós septillón a uno. Eso es 22.000.000.000.000.000.000.000.000 a uno!
He aquí una cronología de los ataques de Roy.



 
3- Tsutomu Yamaguchi
Estuvo en las dos únicas ciudades que alguna vez han sido golpeadas por una bomba atómica.

Tsutomu Yamaguchi estaba en Hiroshima en viaje de negocios el 6 de agosto de 1945, cuando un avión de EE.UU. dejó caer la primera bomba atómica. Sufrió quemaduras graves y pasó una noche allí para recuperarse. Entonces decidió volver a casa a Nagasaki. A pesar de sus heridas, decidió volver al trabajo el 9 de agosto y ese día Nagasaki fue la segunda ciudad en ser golpeada por una bomba atómica.
Yamaguchi sobrevivió a los bombardeos, pero no fue hasta el 24 de marzo de 2009 que el gobierno de Japón reconoció oficialmente su presencia en Hiroshima tres días antes.

4- Henry Ziegland
Él fue asesinado por una bala alojada en un árbol, 20 años después de ser herido por la misma bala en un tiroteo.
En 1883 Henry Ziegland se separó de su novia. Ella estaba tan angustiada de la ruptura que se suicidó. Su hermano se enfureció y le disparó a Ziegland y luego se quitó la vida con la misma arma, la bala había pasado raspando a Ziegland  y se alojó en un árbol detrás de él.

Ziegland debe haber pensado que él era el hombre vivo más afortunado . Por desgracia, la suerte no estaba de su lado cuando decidió quitar el árbol de su propiedad, unos 20 años después del incidente original.
No se podia realizar la tarea manualmente, se decidió utilizar dinamita. En la explosión la bala se desprendió del árbol con tal fuerza que voló a la cabeza de Ziegland, matándolo al instante.

5- Ann Hodges
Ella es la única persona  registrada por ser golpeada por un meteorito.
El 30 de noviembre de 1954, Ann Hodges estaba en su sala de estar, tomaba una siesta en el sofá cuando un meteorito se estrelló en su techo, rebotó en la consola de un radio grande de madera ,  destruyendolo y  golpeando a ella en la cadera.

Ann Hodges es la única persona  registrada de ser golpeada por un meteorito. Como resultado, la atención mediática que recibió fue enorme. Ofertas para la pieza histórica de roca venían de todas partes del país, algunas de hasta $ 5,000. Todo el mundo sabía sobre el evento, pero ella se sentía incómoda con la publicidad.
La Fuerza Aérea de EE.UU. llegó y recogió el meteorito, pero el marido de Ann, Eugene, contrató a un abogado para recuperarlo. Lamentablemente, sin embargo, el momento en que recibió el meteorito habia quedado atrás, año más tarde, la atención pública habia disminuido y no fueron capaces de encontrar un comprador.
Ella decidió donar el meteorito de 8.5 libras de peso,  a el Museo de Historia Natural de New York, contra los deseos de su marido, actualmente se muestra en la Universidad de Alabama en Tuscaloosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...